LA EDUCACIÓN DE MENDOZA, CON ALGUNOS DATOS

20.09.2020

Por Marcos López , Presidente del Parque Industrial de Las Heras

Quiero comenzar esta nota de una manera un tanto inusual. Me parece útil, hacerlo con algunos datos en el contexto de una posible discusión de la nueva ley de educación.

Fuente: ECV, DEIE, 2019

Fuente: ECV, DEIE, 2019

Fuente: ECV, DEIE, 2019

Fuente: ECV, DEIE, 2019


Desde el Grupo Olascoaga, comenzamos a desarrollar una línea de base que es parte de un Tablero de Comando de Información de Mendoza. En él, la Educación tiene un apartado central.

En estos gráficos, hay datos alentadores y también surgen preguntas. En lo alentador, encontramos la alta asistencia en el nivel primario y secundario. En el Universitario también refleja datos positivos, sobre todo si los comparamos con otras provincias, aunque pueden no ser satisfactorios por su valor estratégico.

La asistencia, indica contención, compromiso social y responsabilidad, se denota en ellos que la sociedad da valor y prioridad a la Educación, en todos sus niveles. Si bien los porcentajes de no asistencia son proporcionalmente pequeños, en valores absolutos no dejan de ser una preocupación.

Sobre aquello que más nos preocupa y en lo personal, desde mi rol de empresario agroindustrial en permanente contacto con la empleabilidad de personas entiendo oportuno hacernos algunas preguntas.

La asistencia es un factor suficiente? La calidad educativa es la deseada? Accesibilidad es sinónimo de igualdad de condiciones? Existe un marco general que nos permita pensar el futuro de la educación?

En principio, deseo dejar en claro que la educación es preparar a las personas para un futuro. La educación es más que la coyuntara y sus problemas. Es estratégica en todos los órdenes de una sociedad.

EL Gobierno Provincial, ha anunciado un nuevo Proyecto de Ley que legislará sobre el Sistema Educativo, también ha propuesto la realización de un Cogreso Pedadógico Provincial. En este contexto y como equipo de trabajo, entendemos que la Calidad y la Equidad son parte fundamental de esta discusión.

Reconocemos el avance de tomar la iniciativa, pero desde ya hay que marcar los pasos que siguen, de cuándo y cómo discutiremos la agenda educativa en su perspectiva de futuro; Mendoza no puede seguir perdiendo el tiempo en discusiónes sordas y posturas cerradas sobre la Educación.

Adecuar con rapidéz las normas actuales, asegurar equidad e igualdad y trabajar en los desafíos futuros es parte de nuestra obligación ciudadana.